El y Ella

Es el y ella.
Es Arma Blanca... Dlux.
Son historia en cada ciudad, en cada mente, en cada corazón.
Hay una luz y hay un lado oscuro.

Ella tenia todo lo que el buscaba de una mujer, era ese √°ngel escondido tras su piel, con labios de miel. El siempre supo que escoger y ser fiel a su compromiso, preso del sabor de la hiel que luego le trajo un beso.

Así­ cedió por amor por miedo a perderla. No quiso ser la perla en manos de alguien que no apreciarí­a tenerla.
El y ella, conocerla fue un paso hacia un paraí­so. Estaba ansioso su trofeo, este era el precio de quererla.

No hay aviso, cuando todo se complica uno se aplica.
Incluso siendo ateo, el le pidió a dios un deseo. Ella era esa chica tí­pica que tiene a quien quiere pero que no quiere a quien tiene, solo quiere de manera psí­quica.

El sab√≠¬≠a que no era nadie sin ella, como yo sin la m√ļsica. Solo la est√©tica no ayuda a que una relaci√≥n sea est√°tica. Con una t√°ctica estrat√©gica puedes oler el enga√Īo, pero no calmara el da√Īo de anta√Īo que hoy causa replica.

El y ella beb√≠¬≠an de esa botella su rencor, si sal√≠¬≠an juntos a bailar el siempre acababa en un rinc√≥n. Siempre a√Īoraba con nostalgia d√≠¬≠as felices sobre ausentes, pero cuando el respeto se pierde, muere la magia.

Cansado de hacer de una habitación su prisión de noche, el salió y conoció a esa dama blanca dentro de un coche. El y ella frente a un espejo se juraron amor eterno, nada tierno si esa voz que le hablaba venia del infierno.

Demasiado miedo ahí­, difí­cil es encontrar quien te sepa amar...Sin prejuicios, el y ella.
Cada paso en falso te destroza el corazón...Dama blanca soy yo, hoy me vienes a buscar .Yo te alejare de la realidad... Tan alto como quieras volar.

Despu√©s de esa primera vez, ella le hizo so√Īar, con su eterna primavera el crey√≥ estar volando. El y ella pasaron la noche entera conversando en un rinc√≥n de la guantera de aquel coche, conectando.

Ella mostraba cada instante en otra dimensión y el con tensión en el rostro y distante entro en su cárcel.
El y ella un matrimonio prohibido como una huella que recuerda el olvido, un destello de lo no vivido.

Ella daba confianza, juntos vivieron soledad, juntos buscaron venganza y borraron sus viejas heridas. Moldeando sus sue√Īos en barro dentro de esta fabrica.
El y ella como imagen el√°stica entre la nostalgia.

Ella fue cada botella, cada golpe contra el suelo, pero el la comprendió, la cobijo y le dio consuelo. Ella daba recompensa, pensar en ella era escaparse. Al taparse con su manto de hielo perderse era encontrarse.

Junto a ella, princesa vestida de blanco, sus pasos la dirigen a un altar sobre un espejo en aquel banco. Sus cifras disfrazan su vida y el se da cuenta, piensa que ella vale mas que sus rentas y nada comenta.

Ella y el cmo lgrima dulce y amarga,y √©l cmo espna clavda n tu alma y brsa dl amnecr,cmo l sol k ilumina el milagro y sta xtr√Īa luna, el y
ella como voz que se apaga y buscar fortuna.

Demasiado miedo hay, difí­cil es encontrar quien te sepa amar..Sin prejuicios, el y ella.
Cada paso en falso te destroza el corazón...Dama blanca soy yo, hoy me vienes a buscar. Yo te alejare de la realidad...Tan alto como quieras volar.

Pero cuando el amor se paga, tarde o temprano nacen llagas, caricias por normas se transforman en llagas. Cuando la llama de un fuego se apaga todo es oscuro, el abrió los ojos siendo ya tarde, solo vio muros.

Fueron tiempos duros, nada en los bolsillos, sin amigos. Justo castigo para aquel que juega con cuchillos. Para ella fue tan sencillo someterlo al completo olvido, para el fue tan utópico recuperar lo perdido.

Endebles castillos de falsas esperanzas derruidos. Campos sembrados con sue√Īos a ceniza reducidos. Entumido en la depresi√≥n que provoca la soledad, ella con frialdad paseaba con otros por la ciudad.

Y es que el tiempo no conoce piedad cobr√°ndose actos no admite sobornos hace que el pasado quede intacto. Ir con ella fue entablar un pacto con demonios perderlo todo como √°rboles su follaje en oto√Īo.

Ella no tiene due√Īo controlarla fue mas que dif√≠¬≠cil, sin ella el crey√≥ no ser √ļtil y busco la huida f√°cil. Aquella noche en aquel puente, su fr√°gil mente decidi√≥ un paso afrente dio diciendo as√≠¬≠ a sus problemas adi√≥s.

Ninguna de ellas concedió nada por este peregrino, ninguna cedió lo mí­nimo por alterar su destino. Quizás su signo era yacer en un lecho eterno y estrecho, pero tu cuida tus pasos porque ellas están al acecho.

Demasiado miedo...difí­cil es encontrar quien te sepa amar...Sin prejuicios, el y ella. Cada paso en falso te destroza el corazón...Dama blanca soy yo, hoy me vienes a buscar...El y ella!

Demasiado miedo ahí­, difí­cil es encontrar quien te sepa amar...sin prejuicios, el y ella.
Cada paso en falso te destroza el corazón...Dama blanca soy yo, hoy me vienes a buscar. Yo te alejare de la realidad...Tan alto como quieras volar.


source: Songteksten.nl

guest vocals: Dlux
Language: spanish


remove advertisements


remove advertisements